A Quien Pueda Interesar

Existe un lugar en Argentina, específicamente en la zona del Chaco, llamado “Bañado Estrella”. Dicho lugar es un estero en el cual siempre hay agua, y muchas veces inunda las poblaciones aledañas. ¿De dónde viene toda esa agua? Del denominado Río Pilcomayo.

El Río Pilcomayo, como señalan algunas personas, no se seca. Más bien hay temporadas en las cuales el caudal hídrico desciende de nivel y en otras aumenta generosamente. Hace aproximadamente 30 años, este río que, en un principio lo conocíamos y lo estudiábamos que era nuestra frontera con Argentina, hoy en día se divide en dos brazos: uno entra en territorio paraguayo y el otro en territorio argentino. Esto es de conocimiento público para cualquier persona, e inclusive debería ser de conocimiento y suma importancia para una Comisión que se dedica a, o debería de, mantener las aguas de este brazo en territorio nacional fluyendo todo el año, como sabemos que lo hacen nuestros pares argentinos.

Bañado Estrella – Chaco Argentino

Es cierto que una draga necesita de agua para poder trabajar, eso no está en discusión.  Actualmente, hay agua suficiente para realizar los trabajos. Sabemos inclusive que una draga convencional necesita de un río limpio, que no traiga cantidades de árboles o ramas que puedan ocasionar el mal funcionamiento de la misma. Pero esta draga, específicamente la que quedó varada a 10 metros del Río Pilcomayo, fue diseñada especialmente con una trituradora, y no hay prácticamente ningún tipo de rama, árbol, piedra, palo bobo u otra “excusa” que puedan detenerla.

Es claro que las empresas privadas no deberían y no les corresponde hacer el trabajo del Estado, pero con un presupuesto anual de 90.000 millones, una flota importante de maquinarias y tecnología a su disposición, el ente público a cargo no puede lograr que ni un hilo de agua ingrese al brazo del Río Pilcomayo. Sin embargo, nuestros pares argentinos con un presupuesto inferior y menor flota de maquinarias, logran que las aguas del río fluyan naturalmente en el brazo que les corresponde durante todo el año. Es por eso que, para los argentinos escuchar que el Río Pilcomayo se seca es una mentira, sin embargo para el paraguayo es una “verdad”.

Efectivamente, el sector privado no podrá, ni hará el trabajo que corresponde al Estado. Eso es netamente cierto. ¿Por qué? Porque los privados buscarán realizar un trabajo más eficiente con menos recursos. Las empresas privadas no necesitarían comprar camionetas último modelo solo para pasearse por la ciudad, no estarían gastando dinero público para hacer paseos en avión, y así estar en el verdadero lugar de trabajo unas pocas horas con el único fin de obtener un buen par de fotos.

Es una realidad que el apoyo logístico de la Comisión Nacional del Río Pilcomayo existió. Por supuesto que fue así. No hay dudas de eso, ya que una transportadora del ente fue la que llevó parte de la draga hasta la embocadura y sus máquinas ayudaron a que la draga llegue a orillas del río. Sería una mentira negar eso. Pero qué contradictorio de parte del director de la CNRP decir que apoyaron con sus maquinarias y operadores para luego decir que no se les pasó un Plan de Trabajo. ¿Cómo se entiende el apoyo logístico para algo que no estaba desde un principio autorizado?

Este ente confirma y reafirma, una y otra vez, que las órdenes fueron que las retro-excavadoras anfibias se retiraran del lugar para ir a la embocadura a “re-abrir” el cauce hídrico para que fluyan las aguas. De la misma manera que una draga necesita agua para poder trabajar, una retro-excavadora anfibia necesita del personal apto para el buen funcionamiento de la misma. La sorpresa y la gracia de todo esto es que esas anfibias están estacionadas sobre el cauce seco del brazo paraguayo sin hacer nada para volver a cavar una zanja que en segundos se vuelve a sedimentar cuando las aguas suben.

WhatsApp Image 2017-04-11 at 18.41.38

Estas declaraciones contradictorias confirman un boicot al apoyar y acompañar el transporte de la draga para finalmente dejarla a pasos del río. ¿Por qué acompañar algo que no tenía permisos? ¿Por qué apoyar con logística, personal, instalaciones y alimentación un proyecto donde no existía una autorización por parte de estos mismos? Muy oportuna la burocracia y legalismo de esta institución. Exigen un plan de trabajo luego de iniciar ellos mismos el trabajo de apoyo.

Es por es que te decimos las cosas como las vemos, como dijo un gran presidente:

El pecado del silencio cuando deberían haber protestado hace cobardes a los hombres. —Abraham Lincoln

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s